viernes, 5 de julio de 2013

Nagareboshi: Estrella Fugaz

Hoy vengo a dejaros una pequeña reseña de este dorama japonés =D





Nagareboshi (Estrella Fugaz) Cuenta la historia de Risa, una joven que para pagar deudas se dedica a la prostitución. Cansada de su vida, intentan ponerle fin, pero entonces aparece Kengo, un joven que busca desesperado un donante para su hermana enferma del riñón. Los dos llegan a un acuerdo para salvar la vida de su hermana María.


Takenouchi interpreta a un empleado del acuario llamado Kengo, que parece normal a primera vista, pero en realidad posee un secreto que sacrificaría todo a fin de proteger. Mientras tanto, Ueto interpreta a Risa, una mujer joven que trabaja en el comercio sexual con el fin de pagar las deudas de su hermano, aunque su situación la ha llevado a contemplar el suicidio. Estos dos personajes, ambos llenos de desesperación, se encuentran y terminan entrando en un contrato de matrimonio sólo por su beneficio. Sin embargo, a medida que superan varios problemas, su relación comienza a convertirse en amor verdadero.



Hacia muchísimo tiempo que no veía un dorama japonés y es que al principio veía muchísimos pero cuando descubrí los coreanos me pasé más a ese bando. Pero acabo de vez en cuando volviendo a los japoneses porque tienen algo especial. Son historias muy humanas, llenas de sentimientos, que realmente te emocionan. Es por eso que decidí empezar de nuevo a verlos entre drama y drama coreano jajaja.

Nagareboshi, es un drama de esos. Se centra principalmente y a mi parecer, en María, la hermana enferma de Kengo, que necesita un donante para sobrevivir. Nos cuenta como lleva sus días en el hospital y como conoce el amor y su enfermedad. Kengo y Risa por su parte también viven su propia historia. Con el tiempo su acuerdo de matrimonio para poder salvar a María, terminará transformándose en algo más. Todos descubrirán que la vida puede ser  hermosa con sus pequeñas cosas y tener cosas buenas aunque ellos estén pasando lo peor.



Me gustan mucho los personajes, aunque a veces María, me llegaba a desquiciar por su inmadurez, o su rabia, yéndose de la lengua en varias ocasiones. Risa, es otro personaje, que es normal que sea así por la vida que le ha tocado vivir, pero se me hace demasiado seria y pasota. La trama en general es muy bonita, aunque como siempre me pasa con los doramas japoneses, se me hace muy lenta, y llegar al final es casi un reto. 

Pero opiniones aparte, os recomiendo este bonito dorama, si os gustan las emocionantes historias humanas japonesas, y por supuesto si sois seguidores de los doramas nipones.

Mi nota para él es un 6

¡Nos leemos! ^_^